NIGHTMARE ALLEY

Jagualácticos/as, Guillermo del Toro entrega una nueva obra visual de impacto de un clásico de la literatura y el cine negro. Una mezcla de lenguajes cinematográficos para el deleite del espectador en la pantalla grande.

SINOPSIS

Un forajido que huye de un turbio y desconocido pasado familiar, llega a una pequeña feria en la cual comienza a trabajar. Durante su estancia no solo será testigo de las crueldades y barbaridades a las cuales está dispuesto a llegar el ser humano para entretener y generar fortuna, sino también aprenderá a llevar a cabo uno de los más grandes shows jamás vistos.

Su éxito se verá comprometido por las distintas elecciones y situaciones a las cuales se enfrenta nuestro protagonista. La avaricia, el poder y las repercusiones de los distintos hechos ocurridos en el pasado, llevan a una vaticinada y trágica conclusión para Stan Carlisle ( Bradley Cooper)

OPINIÓN

“Nightmare Alley” la segunda adaptación cinematográfica de uno de los más grandes clásicos de la literatura, la novela homónima de William Lindsay Gresham de 1946. Esta versión desde el lente e imaginación creativa de uno de los más grandes directores mexicanos e hispanoparlantes de nuestra generación y ganador de dos premios Oscar de la Academia de las Artes Ciencias Cinematográficas, Guillermo del Toro, es una cinta que no hay que dejar pasar, se sea fan o no del cine negro, al igual que su predecesora dirigida por Edmound Golding y protagonizada por Tyrone Power, en 1947.

La cinta es una adaptación de la obra literaria pero bañada en el estilo tan único y oscuro que el director de “El Laberinto del Fauno” y “La forma del agua” acostumbra como sello de su trabajo. El argumento general de la obra y la co redacción del guión, a cargo de Kim Morgan, dan material para que Del Toro explote los recursos que disfruta y de los cuales se ha hecho un experto.

Los elementos del terror clásico y el cine negro influenciado por Kubrick y Hitchcok, así como el trabajo de pre producción en bocetos de escenografías, paletas de colores y vestuario a través de manera individual dependiendo del actor y los personajes es increíble y exquisito en pantalla, así como la increíble mezcla de sonidos.

Guiños al género fantástico se asoman en las distintas y detalladas pero oscuras escenografías, las cuales muy apegadas a su estilo generan escenas oscuras y claustrofóbicas con un temor latente, en una atmósfera tensa alrededor de los protagonistas. El uso de flashbacks y los grandes planos son maravillosos y dignos de admirar en la pantalla grande.

El guión del cual echó mano nos muestra esta dualidad confrontada en la humanización de los monstruos y la denuncia de monstruos reales disfrazados de humanos.

No todo puede ser perfecto y si bien visualmente la cinta es impactante y digna de admiración, no termina por llenar las bajadas de ritmo e intensidad en un lento segundo acto, lejano al impacto visual del primero, la parte más “Del Toro” de la película por así llamarla y el fuerte cierre del acto final.

La película dura dos horas y cuarenta minutos, los cuales son demasiados para el argumento y la narrativa expuestos en pantalla. El arco narrativo de la formación y evolución del personaje se nota acelerado y desproporcionado a lo mostrado al inicio de la cinta. A pesar de que el elenco es maravilloso, la participación de Bradley Cooper se siente fuera de lugar. A pesar de no ser mala, no da congruencia con lo que Carlisle enfrenta en la novela original y que Power logra interpretar mejor en la primera versión de la historia.

CONCLUSIÓN

Los admiradores y seguidores del director jalisciense disfrutarán del largometraje. Visualmente, las escenografías parecieran una habitación más de la casa museo Bleak House del mismo director. La fotografía, vestuario y ambientación a través de la iluminación, el color y la música son de excelencia. Para aquellos no seguidores del director o del género de cine negro, puede ser que requieran un poco de contexto y referencias del mismo. Puede llegar a ser pesada, pues se narra e ilustra la violenta, cínica y corrupta que pueden llegar a ser la humanidad, así como la descomposición de los núcleos y la sociedad en general.

No te la pierdas y dinos qué te pareció la versión del “Callejón de las almas perdidas” de Guillermo del Toro.

Deja un comentario