LOS MITOS DE ALEXA QUE NO SABIAS

Jagualácticos/as a veces las tecnologías emergentes son a menudo a lo que nos enfrentamos del escepticismo, especialmente si no está claro de inmediato cómo funcionan o qué beneficio ofrecen. Pues ocurrió en su momento y todavía con los servicios de voz como Alexa.  Algunos aspectos de su funcionamiento a veces todavía se malinterpretan. Aquí te digo algunos de los mitos comunes sobre cómo funciona Alexa y lo que necesitas saber:

MITO 1: ALEXA GRABO TODO LO QUE DIGO. TODO EL TIEMPO

La realidad es que de manera predeterminada, los dispositivos Echo están diseñados para grabar audio SOLO después de que el dispositivo detecta la palabra de activación elegida (o si se presiona el botón de acción).

Hasta que tu dispositivo Echo detecte la palabra de activación que elegiste (las opciones son “Alexa”, “Amazon” y “Echo”), Alexa no registra ni almacena lo que tú o cualquier otra persona en la habitación diga. Esto es posible gracias a la tecnología integrada llamada “detección de palabras clave” que hace coincidir el audio con los patrones acústicos de la palabra de activación. Los dispositivos Echo están diseñados para escuchar las ondas de sonido de la palabra de activación mientras ignoran todo lo demás. Es por eso que tu dispositivo puede detectar la palabra de activación sin escuchar tus conversaciones personales.

Para eso los dispositivos Echo tienen un aro de luz azul que se ilumina cuando el dispositivo está escuchando y un tono de audio opcional. En la app de Alexa, aparece una barra indicadora de luz azul en la parte inferior de la pantalla del teléfono cuando Alexa está escuchando. Si tu deseas los micrófonos se pueden apagar manualmente en todos los dispositivos Echo. Una luz roja aparecerá cuando los micrófonos se hayan desconectado y no puedan detectar audio

MITO 2: NO TENGO FORMA DE SABER QUÉ ESTÁ GRABANDO ALEXA

La realidad es que puedes revisar tu historial de voz en la app de Alexa o en línea y tienes varias opciones para administrar tus grabaciones cuándo hablas con Alexa, tu solicitud se envía a la nube segura de Amazon para que Alexa te pueda responder. Los clientes tienen el control de sus grabaciones de voz. Puedes ver exactamente lo que Alexa escuchó y envió a la nube de Amazon en la app de Alexa en Configuración> Privacidad de Alexa> Revisar historial de voz. Puedes buscar en línea la configuración de privacidad de Alexa y escuchar el audio real grabado o administra tu historial de voz eligiendo eliminar grabaciones específicas, ordenándolas por fecha, dispositivo o perfil. Más allá de administrar tus grabaciones de voz, usa la app de Alexa para controlar cómo se usan tus datos de Alexa, administrar tus permisos de Amazon Skills y revisar el historial de dispositivos de casa inteligente (si utilizas Alexa para encender o apagar tus luces inteligentes).

Los clientes también pueden visitar el Hub de Privacidad de Alexa para obtener información útil sobre cómo hemos diseñado Alexa y nuestros dispositivos Echo teniendo en cuenta la privacidad.

MITO 3: LA INFORMACIÓN QUE COMPARTO CON ALEXA NO ES SEGURA Y HACKERS ME PUEDEN ESPIAR U OBTENER ACCESO A MIS DATOS A TRAVÉS DE MI DISPOSITIVO.

La realidad es que el cifrado de datos, las revisiones de seguridad rigurosas y las actualizaciones automáticas periódicas de tus dispositivos habilitados con Alexa funcionan en conjunto para ayudar a garantizar que operen de la manera más segura posible.

Más allá de diseñar todos nuestros dispositivos y servicios con la seguridad en mente, dedicamos recursos significativos para probar y mantener la seguridad de nuestros dispositivos. Esto incluye configurar y validar los requisitos de hardware de nuestros dispositivos; realizar revisiones de seguridad de aplicaciones; escaneo de seguridad automatizado para identificar rápidamente vulnerabilidades e implementar actualizaciones; realizar rigurosas pruebas de seguridad; y verificación continua para garantizar que las actualizaciones de software de Amazon sean auténticas, lo que significa que están aprobadas y provienen directamente de Amazon. También nos asociamos con expertos en seguridad internos y externos para identificar y corregir vulnerabilidades de seguridad.

Todos los datos transmitidos entre un dispositivo habilitado con Alexa y la nube están encriptados. Los dispositivos también reciben regularmente actualizaciones de seguridad con las últimas protecciones contra posibles amenazas y vulnerabilidades. Los clientes no tienen que hacer nada para actualizar sus dispositivos; esto sucede automáticamente cuando los dispositivos están conectados.

MITO 4: CUALQUIERA PUEDE USAR DROP IN PARA ESPIAR EN MI CASA

La realidad es que el Drop In está desactivado, cuando eliges activar esta función, primero debes otorgar permisos de Drop In a tus contactos, que puedan administrar en cualquier momento.

Drop In es una función bidireccional similar a un intercomunicador, que facilita que familiares y amigos se comuniquen entre sí con sus dispositivos habilitados con Alexa, sin importar dónde se encuentren. Para usar Drop In, debes habilitar manualmente la función y otorgar permisos explícitamente a contactos específicos dentro de tu lista de contactos a través de la app de Alexa. Esos clientes, ya sean familiares, amigos o vecinos, también deben guardarse en tus contactos. (Esto significa que solo puedes hacer Drop In contigo y tu casa hasta que otorgues acceso a otros contactos).

Asigna nombres a tus dispositivos en diferentes habitaciones de tu casa y ten conversaciones similares a las de un intercomunicador diciendo “Alexa, Drop In en cocina”. Comunícate con amigos y familiares que tengan dispositivos habilitados con Alexa diciendo algo como, “Alexa, Drop In abuela”.

Deja un comentario